Vol 1. Núm 1. 2013

Editorial

Dicen que querer es poder. No es del todo cierto, pero es verdad.
Las psicólogas y psicólogos cubanos hemos clamado en más de una ocasión por un órgano de difusión de nuestros trabajos. En congresos científicos, encuentros y talleres gremiales de todo tipo, en reuniones sindicales, en pequeños grupos informales, en los más diversos espacios hemos hablado de la necesidad de una revista.
Alternativas cubanas en Psicología intentará participar en las respuestas a esta demanda. Nace para acompañar el desarrollo del pensamiento psicológico cubano, para ponerlo al alcance de todos. Pretende un diálogo, imprescindible, una comunicación inexcusablemente prioritaria. Se suma a otros actores editoriales que existen en el empeño de sabernos, conocernos y sentirnos más argumentalmente. La capacidad de movilización social de una profesión, pasa por su inserción en el mundo de la comunicación.
En el espíritu martiano, instituyente identitario de nuestra nacionalidad, de hacer “con todos y para el bien de todos”, la revista se hace en versión digital, gratuita, con el deseo de que se multipliquen los accesos a ella, buscando llegar a todos los interesados, y captar a los que aún no conocen la vasta y rica producción psicológica de cubanas y cubanos.
Es un objetivo prioritario llegar a todos los profesionales de la psicología y de sus disciplinas afines. Por eso Alternativas… buscará a nuestros colegas más allá de las fronteras de las zonas más favorecidas, se adecuará a las condiciones que tienen hoy nuestros psicólogos y psicólogas. Circulará por vías formales e informales, pasará de mano en mano, de memoria flash a memoria flash, andará como sea de una provincia a otra, de un municipio a otro. Para lo cual solo necesitamos hacer activa nuestra solidaridad profesional, convertirnos en chasquis de la producción cubana de psicología. Todos nuestros lectores serán nuestros multiplicadores.
Asimismo, asumiendo las sucesivas diásporas reconocibles en la historia del país, Alternativas… convoca al ejercicio de la cubanía, no importa dónde ella encuentre resguardo geográfico. Se trata de un intento de asumir la unidad de las raíces y las alas, fundada en el respeto a la diversidad, la rigurosidad científica y profesional, y el afán de cultivar el alma cubana.
El vínculo esencial latinoamericano es parte inherente al sentido y la misión de la revista. En sus páginas siempre habrá un espacio para quienes nacidos en la cosmogónica mezcla de América Latina, comparten destinos, miradas, sueños y empeños. Alternativas… cuenta con el apoyo de psicólogas y psicólogos de los países latinoamericanos. Sus manos generosas se extienden una vez más favoreciendo la existencia de este lugar mediático de encuentros para hacer la psicología que nuestros pueblos necesitan.
Ahora depende de nosotros, los que nos identificamos con estas propuestas. Ahora hay que entender la responsabilidad que significa, para el desarrollo de la psicología, que llevemos a letras nuestras experiencias, nuestras ideas, nuestras investigaciones. Alternativas… no podrá cumplir sus propósitos si no la nutrimos con nuestros escritos. Tenemos que escribir y entregar lo que escribimos para su publicación. Publicar no es solo un deseo individual, es una responsabilidad colectiva. La revista recibe de alguien, y se convierte en de todos. Seremos nosotros mismos los que haremos inextinguible su existencia.
Bienvenidos al primer paso de un maratón de ideas y corazones.

Manuel Calviño
Coordinador editorial

Power by: Moises Soft