Vol 5. Núm 13. 2017
ANÁLISIS DE NIVELES DE INTELIGENCIA EMOCIONAL EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS DEL ÁREA DE LA SALUD
Ana Karem Sosa Hernández Laura Ernestina Barragán Ledesma Sergio Estrada Martínez Martha Angélica Quintanar Escorza Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED)
Resumen
La inteligencia emocional comprende una serie de competencias emocionales y sociales, incluye habilidades que determinan la manera en la que nos entendemos a nosotros mismos y a los demás, también cuenta con la capacidad de sentir empatía por los demás y hacer frente a las demandas del ambiente, diversas investigaciones consideran la IE un factor determinante en el desarrollo de enfermedades mentales. Objetivo: Evaluar el nivel de inteligencia emocional de los alumnos de las escuelas y facultades del área de la salud de la UJED. Método: Cuantitativo, descriptivo de comparación de grupos independientes. Se aplicó el Inventario de Coeficiente Emocional de Bar-On (I-CE) a 354 estudiantes universitarios del área de la salud. Resultados: el 13.8% de los alumnos obtuvieron un nivel bajo, 66.4% un nivel norma y 19.8% un nivel alto. La carrera de educación física reporto las puntuaciones más bajas de IE en todos los factores, fue la carrera de odontología la que presento las puntuaciones más altas, estas diferencias fueron estadísticamente significativas.
Abstract
Emotional intelligence of emotional and includes a series social skills, abilities that includes determining the way in which we understand us and others, also includes the ability to empathize with others and cope with the demands of the environment, several research considered the EI a determining factor in the development of mental diseases the aim of this study was to evaluate the level of emotional intelligence of students in schools and colleges in health area. Method: Quantitative study, descriptive and comparative of independent groups. The Emotional Quotient Inventory of Bar -On (I -CE ) was applied in about 354 students. Results: 13.8 % of students obtained low levels ofEI, the 19.8 % obtained a high levelof EI. The physical educationstudents reported lower scores of EI in all factors, was the dentistry career was the one who presented the higher scores, these differences were statistically significant.
Palabras claves
Inteligencia Emocional, Salud mental, estudiantes del área de la salud, Emotional intelligence, mental health, students

Introducción
El concepto de inteligencia se ha desarrollado desde diferentes perspectivas a lo largo de la historia, generalmente se confunde este termino con conceptos como habilidades cognitivas, talentos, bagaje cultural e incluso la memoria (Brinkmann, 2002). La definición ha cambiado a los largo de los años y varía dependiendo de la perspectiva desde la que es estudiada.
Fue en 1983 cuando Howard Gardner propone su teoría de las inteligencias múltiples, en la que plantea la existencia de siete inteligencias básicas: la inteligencia lingüística, musical, lógico matemática, espacial, cinesicocorporal y las inteligencias personales, interpersonal e intra personal, estas últimas hacen referencia a dos tipos de inteligencias relacionadas con competencias sociales.
La inteligencia interpersonal se basa en la capacidad de percibir distinciones entre las personas que nos rodean, en particular, cambios en su estado de ánimo, temperamento, motivaciones e intenciones; la inteligencia intrapersonal es el conocimiento de los aspectos internos de las personas, es un acercamiento a la vida emocional, a los sentimientos y la capacidad de distinguir entre las propias emociones y reconocerlas como un medio de entender y orientar la conducta (Gardner, 1983).
Reuven Bar-On (1988),  prospuso su teoría sobre el Cociente Emocional (CE), concepto que consideraba paralelo al Cociente de Inteligencia (CI) y fue propuesto, al igual que el CI, como un índice que clasifica la cantidad y calidad de habilidades inter e intrapersonales (Fraile, 2014).
En 1990 los psicólogos estadounidenses Peter Salovey y John Mayer, establecieron el término Inteligencia Emocional (en adelante IE) para referirse a todas las competencias sociales que interactúan de manera directa con habilidades cognitivas, conciben la  IE como una capacidad que se desarrolla en las personas y se basa en el uso adaptativo de las emociones y la aplicación que, al reconocerlas, podemos darle en nuestro pensamiento (retomando lo anteriormente dicho por Gardner), ellos consideraban que las emociones pueden ayudar a la resolución de problemas y facilitar la adaptación al medio (Fernández & Extremera, 2005).
Ellos definen la inteligencia emocional como: “la habilidad para percibir, valorar y expresar emociones con exactitud, la habilidad para acceder y/o generar sentimientos que faciliten el pensamiento; la habilidad para comprender emociones y el conocimiento emocional y la habilidad para regular las emociones promoviendo un crecimiento emocional e intelectual” (Mayer & Salovey, 1997).

Modelo teórico de Bar-On
Este modelo conceptual tiene sus bases teóricas en los estudios de Charles Darwin sobre la importancia de la expresión emocional para la supervivencia y la adaptación y lo propuesto con Thorndike en 1920, cuando describe lo que él denomina inteligencia social y su importancia en el desempeño de las personas, lo cual se complementa con los estudios de Gardner quien introduce los conceptos de inteligencia inter e intra personal en el contexto de un grupo de inteligencias múltiples las cuales impactan de manera directa en el desarrollo de los componentes inter e intrapersonales del modelo de la inteligencia socioemocional de Bar-On (2006).
Este autor considera que a pesar de que la definición del concepto de IE ha cambiado a lo largo de conceptualización, siempre tiene elementos en común, los cuales son: la habilidad para reconocer, entender y expresar emociones y sentimientos, la habilidad para comprender como se sienten las personas que nos rodean y además nos podemos sentir identificados con ellos, la capacidad de controlar nuestras emociones, la habilidad de manejar el cambio y lo que este produce en nosotros, también adaptarnos y poder resolver problemas personales y con las personas que nos rodean, y por último, la capacidad de generar afectos positivos y auto motivarnos (Bar-On, 2006).
Dentro de esta perspectiva teórica la IE se define como “una sección transversal de competencias emocionales y sociales, habilidades que determinan la eficacia con que nos entendemos y expresamos a nosotros mismos, comprendemos a los demás y nos podemos identificar con ellos y hacemos frente a las demandas del ambiente” (Bar-On, 2006).
Estas competencias emocionales se clasifican en 15 factores que se categorizan en 5 metafactores principales que se explican en el siguiente cuadro:

 

Cuadro 1: Factores que componen el modelo teórico de Bar-On

Meta factores

Factores

Concepto

Componente Intrapersonal

Comprensión emocional de sí mismo

Habilidad para comprender nuestros propios sentimientos y emociones y tener la capacidad de saber el porqué de estos.

Asertividad, autoexpresión emocional

Habilidad para expresar sentimientos, pensamientos y creencias sin dañar los sentimientos de los demás, es decir, manifestar nuestras emociones de manera no destructiva.

Auto concepto

Capacidad para comprender, aceptar y respetarse a sí mismo, reconociendo nuestras limitaciones y posibilidades.

Autorrealización

Habilidad para buscar realizar lo que esperamos y consideramos que podemos hacer.

Independencia

Capacidad para auto dirigirse, sentirse seguro de las competencias propias y ser independientes emocionalmente para tomar nuestras decisiones.

Componente Interpersonal

Empatía

Habilidad de apreciar, comprender y sentirnos identificados con los sentimientos de los demás.

Relaciones interpersonales

Habilidad para establecer y mantener relaciones sociales mutuamente satisfactorias.

Responsabilidad social

Capacidad para identificarse con grupos sociales, y cooperar con ellos de una manera constructiva para lograr un bien común.

Componente de adaptabilidad

Solución de problemas

Sirve para identificar y poder definir las situaciones problemáticas y tener la capacidad de plantear soluciones efectivas.

Prueba de realidad

Habilidad de evaluar, en términos generales, la relación entre las situaciones que experimentamos y lo que en realidad sucede a nuestro alrededor.

Flexibilidad

Capacidad para realizar ajustes adecuados a nuestras emociones, sentimientos y pensamientos, así como a nuestras conductas a situaciones y condiciones cambiantes.

Componente del manejo del estrés

Tolerancia al estrés

La capacidad de soportar situaciones adversas, eventos estresantes y emociones fuertes sin sentir que se ha fracasado, enfrentando activa y positivamente el estrés.

Control de los impulsos

La capacidad para resistir u postergar un impulso, ya sea conductual o emocional.

Componente del estado de ánimo

Felicidad

Habilidad para sentirse satisfecho con la vida en términos generales, disfrutar de sí mismo y de otros, y expresar sentimientos positivos.

Optimismo

Capacidad de mantenerse positivo ante eventos adversos.

(Bar-On, 2013. Ugarriza, 2001)

¿Qué significa, entonces, ser social y emocionalmente inteligente?
En base a este modelo, Bar-On considera que una persona social y emocionalmente inteligente, es aquella que tiene la capacidad de comprenderse a sí misma y expresarse  de manera efectiva,  y que al hacerlo, logra identificarse y relacionarse con las personas que la rodean,  además de entender y aceptar nuestras fortalezas y debilidades, y expresarlas de manera no destructiva (Bar-On, 2013).
En un nivel interpersonal, ser social y emocionalmente inteligente, significa tener la capacidad de percibir las emociones, sentimientos y necesidades de los demás, y establecer grupos sociales constructivos y relaciones mutuamente satisfactorias (Bar-On, 2013).            
IE y Salud mental
Se sabe que la inteligencia emocional puede convertirse en un factor protector o en un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades mentales, niveles altos de Inteligencia Emocional están significativamente relacionados con una buena salud mental mientras que niveles bajos de Inteligencia Emocional se relacionan con ciertos trastornos psicológicos (Martínez, Piqueras & Ramos, 2010).
Investigaciones realizadas específicamente en una población similar a la nuestra reportan que los alumnos emocionalmente inteligentes, poseen mejores niveles de ajuste psicológico y bienestar emocional, presentan una mayor calidad y cantidad de redes interpersonales y de apoyo social, son menos propensos a realizar comportamientos disruptivos, agresivos o violentos, además de que altos índices de IE se asocian un mayor rendimiento escolar y una reducción en el consumo de sustancias adictivas (Extremera y Fernández-Berrocal, 2004).
Estudiantes de ciencias de la salud y responsabilidad social universitaria
Los estudiantes del área de la salud serán los encargados de promover un estado de salud integral en las personas, por lo tanto tienen la responsabilidad de prepararse de manera integral para servir a la sociedad una vez que egresen de la universidad. La universidad tiene, entonces, la responsabilidad de procurar para sus estudiantes un espacio de autonomía en el que puedan volverse conscientes de sus propias capacidades, no solo académicas, para poder tomar conciencia de su papel en el entorno; la institución académica debe reflexionar sobre sí misma en el entorno social en el que se encuentra inmersa, y hacer un análisis de responsabilidades y sobre todo de su parte en la culpabilidad de los problemas crónicos de la sociedad (Vallaeys, 2007).
Es necesario que los estudiantes tengan un nivel adecuado de salud mental ya que serán ellos lo que promuevan un estado de salud, además de que de las carreras que están siendo evaluadas en este trabajo de investigación egresaran profesionales que en su práctica diaria tendrán que trabajar en conjunto con las personas y las comunidades, de esta manera tienen la responsabilidad de prepararse  no solo académicamente sino de una manera integral.
Objetivo
Evaluar el nivel de inteligencia emocional de los alumnos de las escuelas y facultades del área de la salud de la UJED.
Método
Participantes
Tomando en cuenta que en el área de la salud, la universidad tiene 4 323 alumnos inscritos, se calculó un tamaño de muestra de 354, se utilizó la fórmula para población finita de estudios descriptivos, considerando una proporción aproximada del fenómeno del 50%, proporción de la población que no presenta el fenómeno 0.5 y un nivel de precisión absoluta de 0.05.
Se aplicó el instrumento de evaluación a las escuelas y facultades pertenecientes al área de Ciencias de la salud, la cual está integrada por la Facultad de Psicología y Terapia de la Comunicación Humana, Facultad de Medicina y Nutrición, Facultad de Odontología, Facultad de Enfermería y Obstetricia y Escuela de Educación Física y Deporte.
La distribución final de los estudiantes fue la siguiente: licenciatura en Psicología 15.8%, licenciatura en Terapia de la Comunicación Humana 7.1%, licenciatura en Educación Física y Deporte 13%, licenciatura en Medicina 30%, licenciatura en Nutrición 11.6%, licenciatura en Odontología 9.9% y licenciatura en Enfermería 11.9%.El 64.4% fueron mujeres, la edad media fue de 20 años, con un mínimo de 18 y un máximo de 30 el 83% vive con sus padres y el resto en casa de asistencia, con pareja o con amigos.
Diseño
Estudio cuantitativo, descriptivo y de comparación de grupos independientes.
Instrumentos aplicados
Inventario de Coeficiente Emocional de Bar-On (I-CE). El nombre original de la prueba es EQ-I (Bar-On Emotinal Quotient Inventory), creada por Rueven Bar-On en 1996. Es una prueba auto administrada compuesta por 133 ítems de redacción corta con un patrón de respuesta tipo Likert de cinco criterios. Se utilizó la prueba diseñada para población adulta validada en población latinoamericana por Ugarriza en la cual reporta un coeficiente alfa de Cronbach de .93 para el índice global.
Procedimiento
Se calculó la distribución de la muestra entre las 7 carreras de manera proporcional al número de alumnos inscritos en cada semestre y al sexo de los participantes, se acudió a las unidades académicas a solicitar la aprobación de la aplicación de las pruebas y el consentimiento de los directivos, posteriormente se aplicó el instrumento a los alumnos de manera aleatoria, previo consentimiento informado de manera verbal en el que se informaba a los alumnos que la aplicación era voluntaria, anónima y confidencial. El período de aplicación de pruebas comprendió los meses de junio de 2014 a julio de 2015.
Consideraciones éticas
De acuerdo a la Ley general de salud en materia de investigación en su artículo 17 el presente estudio es considerado sin riesgo ya que no se realiza durante la aplicación del instrumento ninguna intervención o modificación intencionada en las variables fisiológicas, psicológicas y sociales de los individuos que participan en el estudio. Este proyecto de investigación fue aprobado por el comité de investigación de la Facultad de Medicina y Nutrición de la UJED el día 22 de agosto de 2014; se pidió adicionalmente a los alumnos su consentimiento informado de manera verbal, explicando la naturaleza del estudio y reafirmando su carácter voluntario y confidencial.
Resultados

 

N

Media

D. E.

IE Total

354

444.53

75.43

Com. Intrapersonal

350

135.32

26.28

Com. Interpersonal

352

102.74

14.67

Com. de Adaptabilidad

353

83.98

15.17

Com. de Manejo del Éstres

354

56.48

12.60

Com. de Estado de Ánimo General

354

61.52

10.95

Tabla1: Análisis descriptivo de los factores de la IE
Para evaluar el nivel de inteligencia emocional de los alumnos, se establecieron tres niveles: Bajo, Normal y Alto, estos se obtuvieron a partir de la media ± una D.E. del total de la muestra analizada, el 13.8% de los alumnos obtuvieron un nivel bajo, 66.4% un nivel normal y 19.8% un nivel alto.

 

Carrera

IE Nivel

Bajo

Normal

Alto

Psicología

16.1%

64.3%

19.6%

TCH

32%

44%

24%

Educación física

23.9%

76.1%

0%

Medicina

6.4%

64.2%

29.4%

Nutrición

17.1%

65.9%

17.1%

Odontología

2.9%

60%

37.1%

Enfermería

14.3%

83.3%

2.4%

Tabla 2: Distribución por carrera y nivel de IE
(n=354, X2=48.21, p=.000)

Al hacer la distribución por carreras, resulta interesante el caso de la licenciatura en educación física, en la cual no se encontró ni un estudiante con una IE alta, las carreras con mayor porcentaje con altos puntajes de IE son odontología, medicina y terapia de la comunicación humana, el caso de esta última resulta interesante ya que también tiene un alto porcentaje de alumnos con IE baja (32%), esto significa que la mayoría se encuentran polarizados, no dentro de un nivel normal de IE.Otras carreras con niveles bajos de IE son Educación física, nutrición y psicología. Esta distribución y diferencia entre los porcentajes de las carreras resulto significativa (X2=48.21, p=.000).

Carrera

IE Total

Media

Psicología

440.66

TCH

435.60

EEFYD

391.24

Medicina

447.39

Nutrición

434.39

Odontología

490.34

Enfermería

399.98

Tala 3: Prueba Anova de diferencia de medias de IE entre carreras.
(n=354, f=14.94, p=.000)

 

Adicionalmente, se realizaron pruebas de análisis de varianzas (ANOVA) por cada factor de la Inteligencia emocional comparándolas por carreras.

 

Media

Carrera

Componente intrapersonal

Componente interpersonal

Componente de adaptabilidad

Componente de Manejo  del Estrés

Componente del Edo. De Animo Gral.

Psicología

136.30

104.44

82.21

54.08

61.21

TCH

132.56

104.24

80.92

55.20

61.48

Educación física

117.71

94.71*

73.84*

49.34*

55.10*

Medicina

145.99*

103.84

90.76

61.94

65.06

Nutrición

130.46

103.26

82.58

53.56

60.46

Odontología

152.35*

107.58*

91.41*

63.21*

67.80*

Enfermería

116.92

100.88

77.07

51.33

55.92

 

 

f

15.30***

3.38**

12.15***

11.05***

9.55***

 

 

Sig.

.00

.00

.00

.00

.00

Tabla 4: Pruebas ANOVA por carrera y factor de la IE.

Se puede observar en el análisis de las pruebas ANOVA, que la carrera que tiene los puntajes más altos en todos los factores de la IE es Odontología y los puntajes más bajos en todos los factores, excepto en el componente intrapersonal, en este factor la puntuación más baja se observa en la carrera de medicina.
Discusión
Extremera y Fernández-Berrocal (2004) consideran que los alumnos emocionalmente inteligentes, poseen mejores niveles de ajuste psicológico y bienestar emocional, presentan una mayor calidad y cantidad de redes interpersonales y de apoyo social y esto los vuelve menos propensos a realizar 64 comportamientos autodestructivos, además de que tienen más responsabilidad sobre su propia salud, todos estos aspectos son lo que nosotros consideramos la inteligencia interpersonal en este trabajo de investigación.
Con respecto a las puntuaciones obtenidas en la variable inteligencia emocional, en la validación de la escala i-CE Ugarriza (2001) reporta una media de 454 puntos para el índice emocional global, puntuación muy similar a la que se encontró en el presente estudio (444), lo cual da validez a la aplicación del instrumento utilizado y a nuestra aplicación y nos ofrece un panorama sobre el cual podemos comparar los puntajes obtenidos por los alumnos, los cuales, como podemos notar se encuentran dentro de los puntajes estándar sobre las mediciones de inteligencia emocional, si bien sería esencial para la práctica profesional de los alumnos aumentar sus niveles de inteligencia emocional, podemos comprobar que se encuentran dentro de un nivel normal.
Rodríguez (2003) reporta diferencias entre el sexo respecto al nivel de IE, obteniendo las mujeres puntuaciones más altas solo en algunos de los factores de la IE (autoconciencia emocional, relaciones interpersonales, empatía y felicidad) y los hombres presentando índices más altos en los subfactores: resolución de problemas, tolerancia al estrés y control de los impulsos.
Esto también lo atribuimos a cuestiones sociales, ya que culturalmente hablando, a la mujer en México le está permitido externar sus sentimientos, mientras que esto es limitado en los hombres, sin embargo consideramos que ese es un sesgo que se presenta en este y otros estudios en los que se compara la externalización de las emociones entre hombres y mujeres, ya que como explicamos, culturalmente la mujer tendría puntuaciones más altas en factores como la empatía y las relaciones interpersonales y los hombres en resolución de problemas y tolerancia al estrés, ya que socialmente, es lo que se espera de ellos.
Contrario a otras investigaciones realizadas (Fraile, 2014), si pudimos encontrar diferencias significativas entre las carreras evaluadas respecto a su nivel de IE. Es importante considerar que dentro del nivel de IE en cada carrera influyen otros factores, como el perfil académico de ingreso de los estudiantes.
Conclusiones
Contraria a otras investigaciones realizadas (Fraile, 2014), si pudimos encontrar diferencias significativas entre las carreras evaluadas respecto a su nivel de IE. Es importante considerar que dentro del nivel de IE en cada carrera influyen otros factores, como el perfil académico de ingreso de los estudiantes.
Si tomamos la IE como un concepto que se puede desarrollar a lo largo de la vida de los individuos podemos decir entonces que también dentro de los programas académicos de los estudiantes se deben incluir asignaturas orientadas al desarrollo personal y emocional, esto con la finalidad de brindarles herramientas que pueden utilizar en sus prácticas como profesionales una vez egresen de la universidad.
Los estudiantes evaluados en este trabajo de investigación trabajaran día a día en contacto con personas probablemente en situaciones vulnerables, personas enfermas, con discapacidad, niños, etc. por el área académica en la que están estudiando, es por esta razón que es necesario brindarles herramientas que contribuyan a un adecuado desempeño profesional de trato humano y ético con las personas con las que trabajaran.
El estudio de la inteligencia emocional y su relación con la salud mental nos hace reflexionar sobre la importancia de tener la mayor información posible sobre los aspectos psicológicos de los estudiantes de educación superior, para poder atenderles lo más eficazmente posible diseñando los programas educativos y de desarrollo humano  (De Garay, 2003) para mejorar la calidad educativa que permita una adecuada formación intelectual y además una apropiada preparación profesional.

 

Referencias bibliográficas

Bar_On, R., (2006). The BarOn Model of Social and Emotional Intelligence (ESI). Psocothema. Recuperado de http://www.eiconsortium.org/reprints/bar-on_model_of_emotional-social_intelligence.htm
________. (2013). The 15 factors of the Bar-On model. Recuperado de http://www.reuvenbaron.org/wp/the-5-meta-factors-and-15-sub-factors-of-the-bar-on-model/
De Garay, A. (2003). El perfil de los estudiantes de nuevo ingreso de las universidades en México. Revista El Cotidiano, 19 (122), 75-85.
Extremera P.,N. & Fernández- Berrocal, P. (2004). El papel de la inteligencia emocional en el alumnado: evidencias empíricas. Revista Electrónica de investigación Educativa, vol. 6, no. 2. Recuperado de http://redie.uabc.mx/redie/article/view/105
Fernández-Berrocal., P. & Extremera P., N. (2005). La Inteligencia Emocional y la educación de las emociones desde el Modelo de Mayer y Salovey. Revista interuniversitaria de formación del profesorado. Recuperado de http://emotional.intelligence.uma.es/documentos/pdf61modelo_de_mayer_salovey.pdf
Fraile D., E. (2014). Relaciones entre la Inteligencia Emocional y el Bienestar en estudiantes universitarios: Diferencias entre titulaciones.  Recuperado de http://uvadoc.uva.es/handle/10324/7913
Gardner, H. (1983).  Estructuras de la mente, La teoría de las inteligencias múltiples. Recuperado de http://educreate.iacat.com/Maestros/Howard_Gardner_-_Estructuras_de_la_mente.pdf
Martínez G., A.E.; Piqueras, J.A. & Ramos L., V. (2010). Emocional en la Salud Física y Mental. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, vol. 8, núm. 21. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=293122002020
Mayer, J. D & Salovey, P. (1997). What is emotional intelligence? Recuperado de http://unh.edu/emotional_intelligence/EIAssets/EmotionalIntelligenceProper/EI1997MSWhatIsEI.pdf
Ugarriza, N. (2001). La evaluación de la inteligencia emocional a través del inventario de Bar-On (i-CE) en una muestra de Lima Metropolitana. Recuperado de http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=147118178005
Vallaeys, F. (2007). ¿Qué es la responsabilidad social universitaria?. Rev. De la Pontificia Universidad Católica del Perú. Recuperado en http://www.ausjal.org/tl_files/ausjal/images/contenido/Documentos/Publicaciones/Educacion%20superior/Que%20es%20la%20Responsabilidad%20Social%20Universitaria%20-%20Francois%20Vallaeys.pdf

Power by: Moises Soft